Partidos y Movimientos que integran el COMANDO APRUEBO CHILE DIGNO ante negación de CNTV de dar cabida, en la franja televisiva, a las organizaciones sociales

PORTADA_WEB (3)

El pasado viernes 24 de enero, el Consejo Nacional de Televisión (CNTV), anunció su acuerdo sobre la regulación de la franja televisa del plebiscito nacional del 26 de abril próximo.

En dicho acuerdo, como ya se había filtrado en la prensa, dicha institución pública, en la práctica, negó la posibilidad de que las organizaciones de la sociedad civil, tuvieran una voz propia en la franja televisiva del plebiscito. En su acuerdo, el CNTV determinó que fueran los partidos políticos los que destinaran “una parte significativa del tiempo que se les asigne, a organizaciones de la sociedad civil que apoyen la misma opción respecto de la cual van a hacer propaganda electoral”.

En otras palabras, dejó en manos de los partidos la determinación del tiempo, contenido y cuales organizaciones de la sociedad civil podrán tener posibilidad de expresarse en la franja televisiva.

El CNTV, que tenía la posibilidad de resolver a favor de la libertad de expresión de las y los ciudadanos, ha decidido dejar solo a los partidos políticos, que somos hoy en dia, instituciones ampliamente rechazadas por la ciudadanía, el privilegio de ocupar una franja televisiva a nuestro antojo, franja que por lo demás, fue conquistada por el pueblo movilizado, justamente a contrario sensu del interés de gran parte de los partidos políticos actuales.

En otras palabras: el CNTV ha dejado sin derecho a expresión propia a las organizaciones sociales, que son los verdaderos protagonistas de los cambios que vive Chile. Ha dejado sin voz a los verdaderos impulsores del proceso constituyente que vive nuestro país.

Frente a esto, un grupo de diputadas y diputados impugnó dicho acuerdo del CNTV ante el Tribunal Calificador de Elecciones (TRICEL), por lo que hoy está en manos de dicho tribunal el poder garantizar la libertad de expresión de la ciudadanía, y en particular hacer justicia en el hecho que son las organizaciones sociales los verdaderos protagonistas del proceso constituyente que vive Chile y, por tanto, son esas organizaciones las que deben tener garantizada su voz a través de la franja televisiva.

En base a lo anterior, hacemos un llamado al TRICEL a que falle en favor de la ciudadanía y las organizaciones sociales, y le señale al CNTV un procedimiento que garantice lo anterior.

Al respecto, los firmantes de esta carta, pensamos que lo más justo es que el tiempo de la franja se divida en parte iguales entre los partidos y las organizaciones sociales. Para ello, proponemos abrir un periodo de inscripción donde las organizaciones sociales se registren ante el CNTV, señalando qué opción en el plebiscito es la que apoyan. Una vez definido esto, deberán ser las mismas organizaciones que optaron por cada una de las alternativas del plebiscito, las que deberán coordinarse para presentar su o sus segmentos en la franja.

Creemos que esta es una buena forma para dar curso a una reivindicación importante y justa de las organizaciones sociales chilenas, cual es tener voz en la franja televisiva del plebiscito del 26 de abril.